jueves, 20 de abril de 2017

Lecturas infantiles: Pepe y Mila

En casa nos gusta mucho la lectura, ya lo sabéis. Hace no mucho os hablaba de lo encantados que estamos con Las princesas Dragón y lo que nos gustan sus historias. Hoy, sin embargo, me voy a centrar más en el sector más juvenil de la casa: el de los 2 - 3 años.


jueves, 30 de marzo de 2017

Las ruedas

Ya os hablé hace algún tiempo que nuestros hijos (y no creo que sea una exclusiva de ellos) son de ideas fijas. En él os comentaba que el HermanoMenor siempre tiene que ir con algo de ruedas a cualquier sitio que vamos…



viernes, 10 de marzo de 2017

Lecturas Infantiles: Las princesas Dragón (y II)

Hace algunas semanas os hablé de un nuevo libro que había llegado a casa: Las princesas Dragón. En la reseña ya vaticinaba que seguramente acabaríamos teniendo más en casa... Pues ya tenemos los 3 que completan la colección (y espero y deseo que la continúen!).




jueves, 23 de febrero de 2017

Copiando comportamientos

Hace algunas semanas (meses, creo) que os hablaba de predicar con el ejemplo porque al final los padres somos la referencia para nuestros hijos… Hoy os voy a hablar de algo que vengo observando hace algún tiempo y que va bastante relacionado con esto: Copiar comportamientos.

A veces es como verse reflejado...

No falla, cuando la HermanaMayor le suelta la bronca a su hermano suena irremediablemente familiar a cuando ella las recibe. Lo mismo pasa cuando intenta negociar con él y lo hace de la misma forma que nosotros aplicamos con ella (Si a nosotros no nos funciona siempre a ella menos porque es un cabezón muy pequeño).

jueves, 9 de febrero de 2017

Los padres del secador

Los jueves es día de piscina de la HermanaMayor y por cuestiones de organización familiar la acompaño yo. Como no podía ser menos, el HermanoMenor también se quiere venir (no sea que se pierda una oportunidad de jugar en la piscina), así que acabamos yendo los 3.

Hay momentos delicados cuando uno se encuentra en inferioridad numérica respecto a sus hijos, sobretodo cuando ésta se da en un vestuario pero bueno, hoy no es ese el motivo de este post. Con más o menos fluidez acabamos todos en bañador, cada uno en la piscina que le corresponde y, un rato después, nos reencontramos en la ducha. Una vez estamos los 3 limpios y relucientes, toca pelearse poner crema al pequeño, discutir animar a la grande a que se vista lo antes posible y vestirse uno mismo sin que se le escape alguno de los niños...